El Furoshiki, la técnica para envolver tus regalos el Día de Reyes

Un nuevo año ha llegado a nuestro país, y con él una larga lista de propósitos y los mejores deseos para nuestros familiares, amigos y, por qué no, para nosotros mismos. Los recuerdos de las ya pasadas comidas y cenas navideñas continúan en nuestra cabeza, lo que puede hacernos creer que la Navidad ya se ha esfumado una vez más. Sin embargo, no podemos olvidar que todavía nos queda un plato fuerte: el Día de Reyes.

Millones de niños – y no tan niños – esperan con ansia la llegada de la noche del 5 de enero, momento en que los Reyes Magos de Oriente recorren el país para hacer realidad los sueños de los más pequeños y entregarles los regalos que tanto han esperado durante este último año. Infinidad de paquetes son envueltos estos días con papeles y envolturas de colores, acabados y estampados diversos, que esperan ser arrancados sin miramientos la mañana del 6 de enero para descubrir qué hay en su interior.

La tecnica del Furoshiki

Si tú también eres de los que continúan disfrutando de esta antiquísima tradición, ya sea regalando o siendo regalado, te invitamos a que conozcas una técnica milenaria japonesa para envolver: el Furoshiki.

Terminar con los materiales desechables y utilizar materiales poco contaminantes es uno de los objetivos más marcados por la sociedad actual, razón por la que este arte está más a la orden del día que nunca, pese a tener miles de años de vida. Furoshiki hace referencia a la tela en forma de cuadrado que se utiliza para transportar todo tipo de objetos y envolver regalos. Su origen se remonta al periodo Nara, alrededor del año 750, y principalmente se usaba para distinguir las ropas en los baños públicos tradicionales japoneses y que los asistentes no se confundieran.

Esta herramienta ha ido evolucionando en Japón hasta llegar a convertirse en un imprescindible para sus habitantes. Debido a la proliferación de las bolsas y los embalajes de plástico, su uso se vio reducido de forma considerable, hasta que en el año 2006 el Ministerio de Medio Ambiente Japonés lanzó una campaña en la que promovieron el uso del Furoshiki tradicional como una alternativa para disminuir el uso de bolsas de plástico.

Cada vez son más los lugares en los que podemos adquirir estas magníficas telas de distintos acabados, así que los Reyes Magos lo tienen más fácil que nunca si quieren contribuir al cuidado del medio ambiente eliminando los envoltorios de regalo no reciclables. Desde Koenso, nuestro restaurante japonés en Barcelona, esperamos que tengas un feliz Día de Reyes y que el día 6 esté lleno de regalos para ti y tu familia. Eso sí, envueltos con Furoshiki.