Soja wasabi sushi

La soja y el wasabi, mucho más que acompañamiento para el sushi

Pensar en comer sushi, es pensar también en dos elementos inseparables: la soja y el wasabi. De hecho, aunque en muchas ocasiones el sushi ya es un manjar exquisito, no debemos olvidar que hay muchas formas de comerlo y hacerlo correctamente. Es por eso que en Koenso os queremos hablar de estos dos componentes que se caracterizan por ser un elemento más que nos permite disfrutar del arte culinario japonés.

De hecho, el auténtico wasabi es una raíz que solo se cultiva en Japón y en concreto en la isla de Sajalín. Su color verde es, junto a la sensación de picante, lo que destaca de este elemento que acompaña al resto de ingredientes del sushi.

Existen muchas opciones o variantes, pero el hecho de que sea muy dificultoso su cultivo, hace que su importe, incluso en Japón sea muy elevado, es por ello que en muchos restaurantes, no se sirve wasabi auténtico, rallado directamente desde la raíz con un rallador especial, sino que se sirven sucedáneos que recuerdan la sensación y el olor del wasabi.

Acompañar el sushi, puede hacerse de muchas formas. De hecho, el wasabi, suele incluso mezclarse con la salsa de soja combinando ambos sabores para disfrutar de la cocina nipona. Lo cierto es que el wasabi, además de ese sabor picante, tiene una función principal y es la de actuar como antiséptico y elemento antibacteriano para evitar los posibles micro organismos que pueden encontrase en el pescado crudo, por ejemplo. Además de aportar uno elevados niveles de vitamina C, es por ello que en la cultura japonesa, se ha utilizado como elemento complementario al sushi.

La salsa de soja, por su parte, también como complemento al sushi, puede ser un componente interesante de descubrir, ya que en la cultura japonesa, existen diferentes tipos en función de su espesura, su sabor y la función que cumpla:

  • Koikuchi. La más usada para prácticamente todo. De sabor fuerte y color oscuro.
  • Usukuchi. Más clara, más salada y utilizada para pescados, verduras o sopas.
  • Saishikomi. Fuerte y muy espesa. Combina perfectamente con el sushi y el sashimi.
  • Tamari. Apta para celíacos, ya que utiliza muy poco trigo. Color muy oscuro y sabor muy, muy intenso.
  • Shiro. Más dulce y clara utilizada con verduras, pescados o sopas.

El origen de esta salsa es la necesidad de poder conservar los alimentos frescos durante más tiempo cuando aún no existía el refrigerador.
Con el boom del budismo, al buscar alternativas vegetarianas como elemento de conservación, se empezaron a fermentar los granos de soja para conseguir una pasta salada, denominada jiang, el cual fue evolucionando hasta la receta actual, aunque hoy en día en los supermercados los elementos que tenemos son más bien químicos.

Así pues, el sushi, nos permite disfrutar también de dos complementos acompañamientos, como son el wasabi y la soja que enfatizan algunos sabores y texturas para hacer de la cocina japonesa una experiencia placentera o solo para nuestro paladar, sino también para nuestro olfato y nuestra vista.

¿Con qué combo de Koenso quieres disfrutar de estos otros ingredientes?